El mayor experimento ecológico de la historia ha limpiado el aire